Tomás Cubelli, el medio scrum de experiencia al que recurre Cheika para el crucial partido ante Gales

MARSELLA, Francia.- La vuelta como titular de Tomás María Cubelli es –junto a la de Facundo Isa- la noticia más destacada en el equipo de los Pumas para enfrentar el sábado a Gales por los cuartos de final de la Copa del Mundo. El jugador formado en Belgrano, que está disputando su tercer Mundial, no estuvo entre los 23 con Inglaterra ni en el último partido de la primera ronda, con Japón. Fue titular contra Chile y entró en los últimos 20 minutos del test con Samoa. Al quedar fuera de la final que significó el encuentro contra los japoneses, se estimaba que tampoco estaría desde el kick-off en el Velodrome de Marsella. Pero, hombre inteligente y cauto, sabía que en algún lugar su Mundial no había terminado.

“Un Mundial es cambiante y lo que tenés que hacer es estar preparado para tomar la posta. Ahora me toca a mí. Estoy dentro de un plantel de grandes jugadores y entonces no me desespero si no entro en los 23, lo que tengo que hacer es esperar mi oportunidad apostando siempre por el equipo. La felicidad que tengo es porque estoy convencido que este equipo merecía estar entre los ocho mejores del mundo. Ahora hay que seguir creciendo para tener dos partidos más”, dijo quien forma parte del proceso profesional del rugby argentino desde su primer día y que pasó por todos los equipos: Pampas, Jaguares y Pumas.

Subcapitán durante la era de Daniel Hourcade, Cubelli vivió una situación parecida en el Mundial 2015 y durante la conducción del tucumano: alternaba la titularidad con Martín Landajo. Por ejemplo, en aquel torneo en Inglaterra, entró como titular en el debut con los All Blacks e ingresó para terminar el encuentro en los cuartos de final con Irlanda, en Cardiff. Ese día, cuando los Pumas desplegaron un rugby fantástico, Cubelli se tiró de cabeza para salvar una pelota que terminó en el try de palomita de su hoy compañero, Juan Imhoff.

En Japón sí fue titular, pero una lesión lo dejó afuera del último partido y en su lugar fue llamado Gonzalo Bertranou, el 9 al que reemplazará el sábado. “En lo personal sí me saqué la espina de lo de 2019 –aseveró- y en parte fue un alivio el triunfo del domingo que nos permitió seguir acá”. El diálogo con Cubelli es en el hotel donde paran los Pumas, cerca del aeropuerto de Marsella, en un día atípico del otoño europeo, con sol y calor, en una Francia que mañana tendrá una huelga que afectará principalmente al transporte y que fue convocada por la intersindical, para protestar “contra la austeridad” y solicitando un aumento de los salarios y “la igualdad entre mujeres y hombres”.

Tomás está acompañado aquí por toda su familia. Su mujer, Pancha; su hijo, Baltazar; sus padres, Alejandro y Mercedes, y sus hermanos, Francisco y Milagros. Hay sangre deportista y Puma en los Cubelli. Alejandro, Pichino, fue hooker del seleccionado argentino en las décadas de 1970 y 1980. Jugó, por ejemplo, en el primer triunfo Puma ante los Wallabies, en 1979, en Ferro, y en el empate ante los All Blacks, en 1985.

Su mujer es sobrina nieta de Alberto Camardón, entrenador de los Pumas del 65. Pancho, su hermano mayor, fue también medio scrum y capitán de Belgrano Athletic durante varios años. Ambos se dieron el gusto de jugar juntos en la Primera de su club en el Nacional de Clubes de 2014. ¿Cómo hicieron dos medio scrum? Pancho fue de wing. Esa tarde, con Hindú, los Cubelli apoyaron cinco tries: tres del 9 de los Pumas y dos de su hermano.

¿Cómo de un hooker salieron dos medio scrum?, le pregunté alguna vez a “Pichino” Cubelli: “La madre era muy habilidosa. Gran jugadora de hockey y de tenis”, contestó.

En este Mundial, Tomás Cubelli (Buenos Aires, 12 de junio de 1989) pasó los 90 tests. El sábado jugará el 93. Debutó en los Pumas ante Chile, por el Sudamericano de 2010. Tres años más tarde tuvo su primer partido en el Rugby Championship. En 2016, por recomendación de Stephen Larkham, ex fantástico 10 de los Wallabies, lo contrató Brumbies de Australia para jugar el Super Rugby. También en Australia jugó para Western Force, en 2020-2021. Además, se desempeñó aquí en Francia, en Biarritz, en 2021-2023. Su próximo destino será Miami Sharks, por la liga norteamericana. Seguramente el adiós lo tenga en su Belgrano Athletic.

Michael Cheika destacó la designación de Cubelli: “Viene respondiendo muy bien, está bien físicamente y además es uno de los experimentados que necesita el equipo ante la baja de Pablo (Matera)”.

El try que le marcó a Gales en 2021

🔙 Tomás Cubelli ya le apoyó un try a Gales en 2021. ¿Repetirá en los Cuartos de Final en la #RWC2023?

🇦🇷🆚🏴󠁧󠁢󠁷󠁬󠁳󠁿
📆 Sábado 14
⏰ 11:00 ARG
@starplusla
📺 ESPN#RWCxESPNEnStarPlus #PUMASxESPNpic.twitter.com/y97poehlzE

— ScrumRugby (@ScrumESPN) October 12, 2023

Cubelli, a quien las lesiones lo han postergado en numerosas oportunidades, jugó poco en 2023. Recién fue titular en el amistoso con España, antes del Mundial. Es un jugador necesario, por su inteligencia y capacidad de poner al equipo siempre adelante, aunque haya jugado poco formando pareja con Santiago Carreras. Sólo cinco veces estuvo la dupla Cubelli-Carreras en los Pumas. Tres en 2021, en el ciclo Ledesma (20-29 con Francia, 37-16 con Italia, 7-53 con Irlanda) y dos en 2022, con Cheika (24-41 con Australia y 3-53 con los All Blacks).

En la vuelta a un partido con los puntos, ante Samoa, en Saint-Étienne, dijo que “en el momento del himno, cuando caí que estaba de regreso con esta camiseta, me tembló todo”

Reclamado en el microclima de las redes sociales, Cubelli vuelve a calzarse la 9 de los Pumas. Justo ante una selección a la que le marcó un try en 2021. La experiencia y su don de conducción serán primordiales para la batalla que los Pumas librarán en su objetivo de jugar los 7 partidos del Mundial.